Trabajo del futuro

La digitalización es una de las transformaciones fundamentales de nuestra época. Afecta a nuestras sociedades, a nuestras formas de relacionarnos, informarnos y comunicarnos; a nuestras preferencias; y a los sesgos con los cuales interpretamos el mundo.

Hay un potencial transformador incalculable en el cambio tecnológico: en los datos hay nuevas posibilidades para soluciones descentralizadas y desafíos económicos, sociales, ambientales, de movilidad, educación, salud, etc.

La transformación también impacta y de manera profunda en los procesos de producción, los mecanismos de inserción económica, en la forma de trabajar y en los derechos de los trabajadores y las trabajadoras.

La revolución digital es una disputa política y el trabajo del futuro depende, en gran medida, del rumbo que le podamos dar.

La tecnología no es una fuerza autónoma y la algoritmización de la vida es una realidad avanzada. Si los dividendos digitales solo han beneficiados a unos pocos se debe a una mala regulación de la economía, al desmontaje de los derechos laborales, a la formación de monopolios, a la brecha digital y a una educación deficiente.

Para combatir esta realidad instalada, los ámbitos políticos progresistas tienen que reformar la política en materia de impuestos, de política laboral, de educación, de competencia, de comercio y de protección de datos.

Dar un rumbo a este cambio es un desafío crucial para cualquier proyecto político. El futuro del trabajo hoy se presenta enteramente neoliberal, individualista y capitalista. El progresismo tiene que construir una visión alternativa de este futuro: una visión de una modernidad digitalizada, emancipadora, incluyente y sostenible.

Solo una alianza social y política progresista, que trascienda los límites nacionales y dispute el sentido de la transformación tecnológica de forma democrática, hará posible que el trabajo del futuro sirva para avanzar con mayor justicia social y ambiental.

Actividades

No hay registros disponibles.

Voces

| Trabajo del futuro | Voces

Socialismo digital

Si la tradición socialista no se reencuentra con el mundo tecnológico, no habrá un futuro de izquierdas. Un programa político debe combinar la crítica de la digitalización neoliberal con la lucha por la inteligencia artificial como bien público. No hay solucionismo tecnológico: hay soluciones de izquierda que apelan a la tecnología para conseguir un futuro justo.


Leer más

Friedrich-Ebert-Stiftung

tomapartido(at)fes.de

Coordinación

Coordinación del tema

Uta Dirksen
FES Sindical

Publicaciones

volver arriba